Sam Francis

Untitled, 1984

106.7 X 73 inch

Explore

« anterior

Una Guía Para Las Siglas De Las Ediciones Impresas

siguiente »

Cómo enmarcar una obra de arte

7 Pasos Para Colgar Una Obra De Arte En Tu Pared

en-7-steps-to-hang-any-artwork-to-your-wall

Además de dar con un cuadro que sea apropiado para la habitación, colgarlo correctamente puede ser todo un desafío. De hecho, colgar un trabajo artístico a una altura incorrecta es el error de diseño más común que nos encontramos.

Evita lugares que puedan dañarlos
No se recomienda ponerlos encima de una chimenea o de un radiador. El lienzo se puede acabar derritiendo o estropearse con el tiempo. La luz, por otro lado, puede deteriorar obras delicadas o que no tienen protección. Evita colgar un dibujo o un acuarelado cerca de una ventana y ten en cuenta la luz solar directa.

La luz solar directa dañará cualquier imagen. Para los trabajos en papel, esto es muy importante, pero también concierne a cualquier tipo de obra. Considera escoger un marco con cristal que proteja de la luz UV, aunque ningún cristal protege de la luz solar directa. El cristal de museo es perfecto, pero es muy caro.

Ten en cuenta qué tipo de habitación es. Las cocinas y los baños no suelen ser los mejores lugares para colgar cuadros por la humedad y las condiciones de calor.

Ponlo a la altura correcta
Las obras artísticas modernas y contemporáneas normalmente se cuelgan a unos 1,5 metros del centro de la imagen. Los museos suelen guiarse por esta altura.

Ten en cuenta las sujecciones
En vez de usar una sola alcayata central, nosotros siempre aconsejamos usar dos a cada lado del cuadro. Cuando alguien pase por delante, el cuadro no se moverá ni cederá hacia delante ni hacia atrás.

Varía tus cuadros
Si tienes varios o cuadros o piensas adquirir más, colgar arte en tu casa se convertirá en una tarea seria. Si eres coleccionista, no tengas miedo de mezclar géneros o épocas. Las pinturas contemporáneas se pueden juntar con paisajes del siglo XVI. En cuanto al tipo de obras, puede resultar curioso combinar, por ejemplo, una pintura enorme y grupos pequeños de cuatro a seis imágenes u obras en papel. Ten en cuenta el tipo de habitación. En una pared grande, una obra de arte modesta puede pasar desapercibida, pero una obra de arte grande aprovechará mejor el espacio.


Piensa en lo que rodeará al cuadro y cómo cambiará la luz durante el día. ¿Quieres que la obra sea el centro de atención? Piensa en el campo visual y en las cosas que te gustaría ver de inmediato cuando entras a una habitación.


Arriesga y cuelga una pintura en un lugar que no pensabas. Lo importante es cómo te sientes tú con la obra, no en cómo decora. Los muebles tradicionales y contemporáneos pueden coexistir perfectamente en una sala y viceversa.

Por supuesto hay manga ancha con este criterio, ya que hay otras obras que acabarán cambiándose de sitio o ponerse malamente en una repisa. No te preocupes si el centro de la imagen no está exactamente al nivel del ojo; haz lo que más te apetezca y cuélgalo donde mejor lo consideres.

Las fotos en una pared pueden tener un efecto tan grande en una habitación como las propias fotos. Si buscas algo informal, pero con cierta estructura, cuelga varias fotos formando un cuadrado o un rectángulo. Esto puede quedar bien en el salón o en la cocina. Hay muchas formas de colocar filas de imágenes y cada una puede producir un resultado diferente. Las obras deben colocarse horizontalmente entre dos puntos, sea parte de una colección o una sola pieza. Esto creará armonía en la sala.

Busca el vínculo visual entre las obras
Se puede crear conexiones visuales o temáticas agrupando o emparejando diferentes trabajos.

No hace falta que haya coherencia. Mientras que haya obras suficientes para causar un efecto, colócalas según vayas viendo.

Una opción es poner una colección estableciendo paralelismos entre obras, pero si pones obras diferentes también puede quedar bien. Un método para crear contraste es que cada pieza individual destaque sola.

Cuando cuelgues dos obras juntas, hazlo como si fueran una sola y cuélgalas a la misma altura de 1,50 m del suelo.

Los grupos de tres y cuatro también siguen esta norma. Asegúrate de que solo los separen unos centímetros para que parezcan que forman parte del conjunto.

No le des muchas vueltas a dónde colgar una obra, aunque haya algunas «normas» que sirven para alargar su vida. No existe un método «apropiado» o «erróneo» para organizar una colección. Si la imagen es bonita, da igual donde la cuelgues, quedará bien en cualquier sitio.

Puedes alinear una obra con las molduras o la altura e un sofá cercano y el mantel. Si no, cada obra tiene su propia línea horizontal y hará que una sala sea dinámica e interesante.

No te fies de tu ojo
Es mejor ponerse un poco tiquismiquis a la hora de colgar una obra de arte. Un nivel de burbuja y una cinta adhesiva son herramientas que te ayudarán a colgar los cuadros rectos. Si no, cualquiera verá que están mal puestos.

Evita tuberías y cableado
Estudia las paredes de tu casa. Si usas clavos para colgar un cuadro grande en una pared de yeso, se caerá. Utiliza un enganche más grande de lo que creas necesario. Los conductos de agua y de electricidad deben tenerse en cuenta también. Mira dónde hay tuberías y cables antes de taladrar una pared.

Conclusión
Colgar cuadros puede resultar divertido. Contacta con un montajista si tienes dificultades. Colgar cuadros puede ser todo un reto.

Obras De Arte Relacionadas
Que Te Pueden Gustar

KAWS

Tension No. 2, 2019

Print de edición limitada

Screen-print

USD 11,350

Josef Albers

Homage To Square, 1971

Print de edición limitada

Screen-print

USD 6,200

Julian Opie

Dress: Boston Statuette, 2020

Escultura / objeto

Bronze

USD 17,500